lunes, 23 de abril de 2012

Yo me aburro, tú me aburres, todo me aburre


Recuerdo haberme aburrido soberanamente cuando era adolescente. Horas y horas, días y días siendo consciente de la distancia que había entre YO y los demás (en este orden, sí, porque era una época en la que primero estaba yo, luego yo y, después, ya veríamos si cabían los demás.) 

Esta foto de mi hija hace dos años me recordó toda esa época y decidí hacer una página sencillita y rápida de aquel día que fuimos a montar a caballo, ella no quiso y terminó aburriéndose como una ostra. 

Ella se enfada cuando le digo que no se preocupe, que del aburrimiento nacen las preguntas, las ideas, la creatividad. Que además llegará un momento en su vida en la que, no sólo dejará de aburrirse, sino que le faltará tiempo...Pero es adolescente y, entre las cosas que le producen más aburrimiento, está escuchar a mamá.

22 comentarios:

  1. Me ha encantado esta entrada!!!Que razón tienes!!!Ahora nos faltan horas,no cabe el aburrimiento!!!La verdad me has hecho reflexionar,hace mucho pero mucho que no me aburro!!!!Por cierto me encanta la página!!!Besos de colores!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Carmen...A mi me da también un poco de miedo pensar que ya no me aburro...

      Eliminar
  2. La continua pelea de los adolescentes,que consiguen con su actitud perderse algunas cosas :)
    Me encanta tu página, tan sencilla y con movimiento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡La de cosas que me he perdido yo...!
      Un beso

      Eliminar
  3. Si es verdad. Qué aburrido es el aburrimiento pero cuánto de menos se echa sentirlo.
    Grato se hace pensar que de esos momentos nace la reflexión, las ideas...
    Bonita página; tu hija sabrá valorarla y seguro que se apunta a montar ese caballo que dejó pasar.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que si. A ese y muchos más...
      Gracias por tu comentario, Elisa

      Eliminar
  4. Muy bonita la página, original el detalle con el cordón. Si yo pasé por esa época con la mayor y ahora le toca a la pequeña, nunca disfrutan siempre están preguntado: y ahora donde vamos?, todo el rato sin disfrutar. Un beso y paciencia.

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado el cordón. Y la entrada…me he visto reflejada! Y cierto es que el aburrimiento es la gran fuente de inspiración!! la-trasteria.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, así que...¡A aburrirnos todas!
      Gracias por tus comentarios.

      Eliminar
  6. Que bonita página y que razón tienes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Wilma. Es que la adolescencia da mucho juego...

      Eliminar
  7. jiji, eres una buena madre.
    Ayy la adolescencia... que época más dura para todos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí. Esa montaña rusa de emociones te marca en muchas cosas. Menos mal que se pasa...

      Eliminar
  8. Me gusta mucho tu pagina!! y CUANTA RAZÓN TIENES !!!!
    Bss.

    ResponderEliminar
  9. Me has sacado una sonrisa de añoranza, anda que no he dicho yo veces a mi madre, me aburrooooo!!!! ahora ya no tengo tiempo de aburrirme, sobretodo si tengo mis tintas preparadas...muy buena la página!!!! :)

    ResponderEliminar
  10. Quizá de tanto aburrirte te salió esa vena creativa que tienes...
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  11. Qué bonita la página y también la entrada que has escrito!!!

    Qué razón tienes... ahora el tiempo pasa rápido, muy rápido!!!

    ResponderEliminar
  12. Qué razón tienes ese es el mal de los adolescentes, pero no te preocupes que pasa. La página es muy bonita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, pero a veces añoro esa época en la que podías decidir hasta la ropa que les ponías. ¡Qué pena no haber conocido entonces tus camisetas! Je,je

      Eliminar